Un distraído conductor de una camioneta pick up no se percató de la presencia de un tren y por poco y no la cuenta, ya que se atravesó en su trayecto y provocó el desigual choque que por fortuna solamente dejó daños materiales.
Los hechos se registraron ayer a las 10:15 horas, en la calle 20 de Noviembre y cruce con las vías del ferrocarril, en la cabecera municipal de Pabellón de Arteaga.
Hasta ese sitio arribaron paramédicos y elementos del Mando Único de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, tras recibir el reporte de que un vehículo había sido chocado por un tren.
Quien se salvó de morir por su misma imprudencia fue el señor Evaristo, de 35 años de edad, quien al momento de los hechos conducía una camioneta Chevrolet pick up, en color blanco. Esta persona solamente quedó desorientada por el fuerte golpe, pero no se le detectaron lesiones visibles que ameritara su traslado a algún nosocomio.
Según narró el propio Evaristo, al momento de los hechos circulaba por la calle 20 de Noviembre ya que se dirigía a su domicilio, cuando al cruzar las vías del ferrocarril únicamente sintió un fuerte golpe en la parte lateral trasera derecha, asegurando que en ningún momento se percató de la presencia del tren.
En tanto, el maquinista de nombre Marco Antonio, señaló que al ingresar a la cabecera municipal de Pabellón de Arteaga comenzó a sonar las bocinas, cuando repentinamente por la calle 20 de Noviembre cruzó sin precaución una camioneta pick up, en color blanco, por lo que de inmediato accionó los frenos pero le fue imposible detener la marcha y terminó por golpearla violentamente.