El área de Regulación Sanitaria, perteneciente al Instituto de Servicios de Salud del Estado, ha levantado sanciones económicas que en total suman alrededor de 400 mil pesos, tan sólo durante el presente mes, a consecuencia de haber detectado establecimientos que operaban fuera de las normas sanitarias contra el COVID.
Su titular, Octavio Jiménez Macías, detalló que constantemente personal a su cargo se enfoca en la realización de supervisiones aleatorias a establecimientos prácticamente de todos los giros, con lo cual ha sido posible que sean sancionados aquellos negocios que han relajado el cumplimiento de las medidas higiénicas.
Por lo anterior, reconoció que ha existido confianza extra de parte de comerciantes, pensando que la vacunación contra el COVID-19 les permite relajar los protocolos de sanidad correspondientes, lo cual, dijo, es totalmente erróneo, por lo que la aplicación de las sanciones se ha incrementado en las últimas semanas.
Agregó que el decreto vigente obliga a que los negocios respeten la obligatoriedad del uso de cubrebocas, sana distancia, uso de gel antibacterial, así como uso de tapetes sanitizantes, además de la lectura de temperatura corporal. Los negocios más sancionados en el presente mes, corresponden a bares, negocios de alimentos y hasta anexos.
“Hemos visto un relajamiento de parte de los establecimientos para cumplir con las medidas de sanidad. No puede ser así, por lo que seguimos aplicando apercibimientos, clausuras y hasta sanciones. No es momento de bajar la guardia”, concluyó.