CDMX.- Votantes de la Academia consideraron muy tibio el castigo de 10 años sin poder acudir a la ceremonia del Oscar para Will Smith por haber abofeteado en vivo al comediante Chris Rock.
«Es muy poco. Debería habérsele prohibido de por vida volver a postularse o calificar para una nominación por su arrogancia y falta de sinceridad en su disculpa. ¡Mostró mucho remordimiento cuando estaba bailando sus canciones en la fiesta de Vanity Fair!
«Otra oportunidad perdida para que el liderazgo de la Academia», lamentó Stu Zakim, de la rama de marketing, en declaraciones a The Hollywood Reporter.
Chuck Braverman, de la rama de documentales, cuestionó que la Academia valore más las condiciones económicas que su prestigio.
«Gastar mucho en el museo ha puesto a la Academia en un agujero financiero. Pero una agresión física es totalmente inaceptable. El Oscar de Smith debería ser revocado y devuelto», expresó Braverman.
Para otros, también se debió haber sancionado a Chris Rock por lanzar una broma pesada contra Jada Pinkett Smith, la esposa de Will.

‘NUNCA QUERÍA ESTAR CASADA’
En redes sociales resurgió un video de 2018 en el que Jada Pinkett acepta que no quería casarse con Will Smith.
Se trata de un fragmento de la charla en su programa Red Table Talk.
«Estaba bajo mucha presión, siendo una joven actriz y estando embarazada», explicaba Jada. «No sabía qué hacer, pero lo único que sabía era que nunca quería estar casada». (Staff/Agencia Reforma)

¡Participa con tu opinión!