Casos de violencia, abusos sexuales, adicciones y suicidios son las principales problemáticas que han estado atendiendo las Trabajadoras Sociales en Aguascalientes desde que comenzó la pandemia del COVID-19, señaló la presidenta del Colegio de Trabajadoras Sociales Hidrocálidas, Mónica Alejandra Pedroza Padilla.
Apuntó que cada vez es más frecuente el problema de la violencia de género, además de que el 80% de los casos que atienden las Trabajadoras Sociales está relacionado directamente con el consumo de sustancias adictivas. En tal sentido, dijo que a poco más de un año de la pandemia, la vulnerabilidad de la sociedad todavía sigue a flor de piel y las diferentes instituciones gubernamentales trabajan en la atención de la violencia, los abusos sexuales y las adicciones.
Pedroza Padilla enfatizó que la función de las Trabajadoras Sociales es detectar las problemáticas de riesgo o de vulnerabilidad de las personas y canalizarlas a las instancias correspondientes dependiendo del tema, mismas que suelen encontrarse rebasadas por la demanda de atención.