En los primeros 3 meses del año aumentó en un 16% la demanda del apoyo de la Asociación Vida y Familia A.C., por parte de niñas menores de 16 años en situación de embarazo o maternidad, derivado de la crisis por la pandemia.
La directora de dicha organización, Miriam Altuzar Coello, afirmó que si bien socialmente no cuenta con una razón de peso a dicho fenómeno, consideró que un factor ha sido la pandemia, lo que propició que muchas de ellas dejaran de asistir a la escuela de manera tradicional.
Por lo anterior, dijo que estas chicas generalmente acuden acompañadas de su padre, madre o tutor a las instalaciones de VIFAC para ser apoyadas de manera integral, además de trabajar con ellas mediante la modalidad de las clases virtuales, a fin de que cuenten con las herramientas y el conocimiento para que puedan salir adelante en sus vidas.
Adicionalmente, indicó que también han tenido un aumento de un 11% con respecto al mismo periodo del año pasado en la recepción de chicas de otras entidades del país a la institución, principalmente de San Luis Potosí, Zacatecas y Guanajuato.

“Desde luego, no todas (las adolescentes) tienen la posibilidad de tener, ya no digamos una computadora, sino un celular e internet para estar en las clases y puede ser que esto haya contribuido…” Miriam Altuzar, VIFAC.