Uno de los privilegios que gozaba el gremio taxista todavía hace algunos meses con los servicios a personal Ejecutivo o de empresas establecidas en el estado, se ha desplomado más de un 50% desde el crecimiento de la competencia con Uber y la renta de vehículos de alquiler piratas, denunció ayer el presidente de las Agrupaciones Unidas del Gremio Taxista del Estado de Aguascalientes (AUGTEA), Óscar Romo Delgado.
Esta pérdida de pasaje representa un fuerte impacto económico a los bolsillos de los operadores y de los concesionarios de taxis en el estado, aseveró.
Hasta el momento, se observa que avanza lenta la actuación de las autoridades del transporte para proteger a las familias de los taxistas, motivo por el cual llamó al Gobierno del Estado a solucionar estos temas trascendentales para el servicio público de vehículos de alquiler.
Mientras no se ponga orden seguirá incrementándose el servicio pirata de vehículos de alquiler, lo que complicará todavía más esta actividad económica.
En entrevista con El Heraldo, el dirigente de la AUGTEA, señaló que no han buscado pleitos con los choferes de UBER o piratas porque son respetuosos de la ley, sin embargo, se necesita del apoyo del Gobierno Estatal para alcanzar una solución a favor del sector.
Para intentar compensar la pérdida de pasaje en unos nichos, señaló que se trabaja también en la elaboración de una aplicación digital para favorecer en temas de seguridad para el usuario y el mismo operador de los vehículos de alquiler.
Además, se favorecería a que los choferes se pongan el saco de su gremio, que es un prestador de servicios, y por ello presentarse en condiciones limpias en su unidad, así como con responsabilidad, educación, respeto y sobre todo que no se niegue algún traslado. Esta es una de las quejas más notorias que han identificado los dirigentes de las organizaciones, comentó.