Conductor de un vehículo perdió el control del volante y tras subirse a la banqueta terminó por arrollar a un menor de edad que caminaba por el lugar.
El vehículo involucrado en este percance terminó en el interior de una funeraria tras derribar el portón metálico.
Los hechos se registraron ayer a las 03:45 horas, en la calle Galeana esquina con la calle Ignacio T. Chávez. Hasta ese lugar llegaron elementos de Vialidad Municipal y paramédicos de la Benemérita Cruz Roja Mexicana, quienes atendieron a un joven de 15 años de edad que resultó lesionado y posteriormente se le trasladó a recibir atención médica, reportándose su estado de salud como estable.
Fue atropellado por un vehículo Ford en color negro, cuyo conductor, tras el accidente, se dio a la fuga y no fue identificado.