Paramédicos aéreos del helicóptero “Halcón Uno” de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Aguascalientes auxiliaron a una persona del sexo masculino que resultó lesionada de consideración, luego que al estar derribando una recámara, repentinamente la azotea y una pared le cayeron sobre su cuerpo, por lo que tuvo que ser trasladado a un nosocomio a recibir atención médica especializada.
Los hechos se registraron ayer a las 11:20 horas, en un domicilio que se ubica en la calle José Guadalupe Peralta Gámez, en la colonia José López Portillo.
Se estableció que actualmente dicho inmueble está siendo derribado para hacer una nueva construcción. Por tal motivo, se contrataron los servicios de Juan Antonio, de 32 años de edad, a fin de realizar dicho trabajo.
Sin embargo, el día de ayer al estar tirando una recámara con un pico, repentinamente le cayó sobre su cuerpo parte de la azotea y una pared, por lo que resultó con golpes en diferentes partes del cuerpo.
Al lugar de los hechos acudieron paramédicos del helicóptero “Halcón Uno” de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Aguascalientes, quienes rescataron al señor Juan Antonio que había quedado atrapado entre los ladrillos.
De igual forma, acudieron elementos de la Policía Municipal, socorristas de la Benemérita Cruz Roja Mexicana, personal del H. Cuerpo de Bomberos Municipales de Aguascalientes y de la Coordinación Municipal de Protección Civil.
Tras brindarle los primeros auxilios al lesionado, quien presentaba golpes en diferentes partes del cuerpo, fue trasladado a un nosocomio a recibir atención médica, reportándose su estado de salud como estable.