El cumplimiento de protocolos sanitarios en puestos ambulantes, principalmente en los ubicados recientemente en la plaza principal, por motivo del Quincenario de la Virgen de la Asunción, es meramente responsabilidad de las autoridades municipales, por lo cual la intervención de parte de personal del ISSEA no será posible, precisó Octavio Jiménez Macías, titular de Regulación Sanitaria.

A pesar de que el funcionario  reconoció que con la colocación de los puestos semifijos dentro del primer cuadro de la ciudad, no están respetando las medidas sanitarias anti-COVID, principalmente en cuanto a la sana distancia, al estar prácticamente pegados unos de los otros, la intervención tendría que correr a cargo de personal de reglamentos y no de parte de la Guardia Sanitaria.

Jiménez Macías agregó que en lo que refiere al Instituto de Servicios de Salud del Estado de Aguascalientes (ISSEA), el área de Regulación Sanitaria se estará concentrando en verificar que la elaboración de alimentos en puestos callejeros cumpla con los protocolos de sanidad correspondientes y que al venderlos se encuentren en buen estado. Precisó que en ediciones pasadas del Quincenario, sí era una constante la aplicación de sanciones por vender alimentos en malas condiciones, detallando que actualmente la aplicación de multas por el mencionado concepto va de las 50 a las 100 UMAS, es decir, de 5 mil a 8 mil pesos, dependiendo de la gravedad del asunto.

“El tema del ambulantaje es materia de autoridades municipales, si bien estamos trabajando en coordinación, cada quien tiene sus responsabilidades. Desde luego hemos visto que los puestos ambulantes no han cumplido con las medidas sanitarias, pero la intervención queda ajena a nosotros”, precisó.