CDMX.- Herederos de la casa de moda Gucci arremetieron ayer contra la producción de la película La Casa Gucci, protagonizada por Lady Gaga, y amenazaron con defender en otras instancias el nombre y la imagen de la familia.
En una carta enviada a la prensa italiana, descendientes de Aldo Gucci, quien dirigió la compañía entre 1953 y 1986, se dijeron ofendidos porque la cinta de Ridley Scott mistifica y casi es indulgente con su personaje principal: Patrizia Reggiani.
Conocida por los medios como la «Viuda Negra», Reggiani (interpretada por Gaga) pasó 18 años en prisión por haber ordenado el asesinato de su ex esposo, Maurizio Gucci (en el filme Adam Driver).
«Es pintada no sólo en la película, sino también en las declaraciones hechas por miembros del elenco, como una víctima que trataba de sobrevivir en una cultura corporativa masculina y machista», aseveraron los Gucci.
En su misiva, los Gucci, quienes desde los 90 perdieron control de la marca, descartaron que la casa de modas haya sido machista y aseguraron que en su adn siempre estuvo la inclusividad.
Lamentaron también interpretaciones erróneas en pantalla de figuras clave de la marca, como Aldo (a quien dio vida Al Pacino) y otros miembros de la familia.
«(Se les muestra como) matones, ignorantes e insensibles con el mundo que los rodea, atribuyendo a los protagonistas eventos, tonos y actitudes que nunca les pertenecieron». (Staff/Agencia Reforma)

¡Participa con tu opinión!