Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Chris Columbus, director de Mi Pobre Angelito, de 1990, criticó el planeado remake que Disney hará del filme original, el cual supuestamente se lanzará en su plataforma de streaming.
“Nadie se puso en contacto conmigo al respecto, y es una pérdida de tiempo en lo que a mí respecta”, dijo Columbus sobre el reinicio de la saga en una entrevista con el medio especializado Insider.
“¿Cuál es el punto? Soy un firme creyente de que no se rehacen películas que han tenido la longevidad de Mi Pobre Angelito. No vas a crear un rayo en una botella de nuevo. Simplemente no va a suceder.
“Entonces, ¿por qué hacerlo? Es como hacer una versión cuadro por cuadro de una película animada de Disney, pero ahora en live-action. ¿Cuál es el punto? Se ha hecho. Haz lo tuyo. Incluso si fallas miserablemente, al menos has llegado con algo original”, puntualizó el realizador.
La nueva película de Mi Pobre Angelito comenzó la producción en febrero antes de que se detuviera la filmación debido a la pandemia de Covid-19.
Archie Yates tiene el protagónico en la cinta, repitiendo lo que hizo en su momento Macaulay Culkin. Junto a él aparecerán Rob Delaney, Ellie Kemper, Kenan Thompson y Chris Parnell.
Columbus, quien también dirigió Mi Pobre Angelito 2: Perdido en Nueva York (1992), también reveló que el presidente Donald Trump casi obligó a los cineastas a que le dieran un cameo en la secuela.
“Nos acercamos al Hotel Plaza, que era propiedad de Trump en ese momento, porque queríamos filmar en el vestíbulo”, explicó Columbus.
“Trump dijo que está bien. Pagamos la tarifa, pero también dijo: ‘La única forma en que puedes usar el Plaza es si estoy en la película’. Así que acordamos incluirlo en la película, y cuando la proyectamos por primera vez, sucedió lo más extraño: la gente vitoreó cuando Trump apareció en la pantalla. Así que le dije a mi editor: ‘Déjalo en la película. Es un momento para la audiencia’. Pero sí se metió en la cinta con intimidación”.