Como parte de la simplificación y digitalización de trámites que realiza el IMSS, el delegado estatal, Diego Martínez Parra, transmitió la información que a nivel central se dio a la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC).
Se refirió a la próxima liberación de un nuevo sistema, denominado “Servicio Integral de Registro de Obras de Construcción” (SIROC), que simplifica y mejora el cumplimiento de obligaciones en materia de seguridad social para la industria de la construcción.
Los principales cambios consisten en que se reduce la presentación de seis avisos a uno, disminuyen los campos de llenado de 600 a 38, se acorta el tiempo de llenado de los avisos de cuatro horas, en promedio, a 10 minutos. Además, se facilita al patrón la consulta de las obras que ha registrado.
Este nuevo servicio se podrá utilizar de forma opcional a partir de julio próximo y será obligatorio a partir del primero de septiembre siguiente.
A los constructores se les detallaron los ejes de saneamiento financiero, mejora de la calidad y calidez en los servicios, y simplificación y digitalización de trámites.
Ponderó la respuesta de los empresarios, su disposición y participación en el desarrollo de este nuevo procedimiento, que facilitará el registro de las obras.
Esta es una acción más que se suma a los esfuerzos que viene realizando el Instituto desde 2013 en materia de simplificación y digitalización de trámites, bajo la plataforma IMSS Digital.
Finalmente, Martínez Parra explicó que con estas medidas, “se ratifica el compromiso de contribuir a la democratización de la productividad del país y mejoramiento de los servicios otorgados a los derechohabientes, en aras de construir un México próspero e incluyente”. Consideró que se trata de “un gran paso en la simplificación administrativa, en beneficio del gremio y en general de quienes realicen obras”.