En diferentes farmacias y otros establecimientos se ha detectado la venta de medicamentos -generalmente prescritos para afecciones reumáticas- sin etiquetas o cajas, simplemente “a granel” en pequeñas bolsas de plástico. Lo anterior, viola la normativa y pone en peligro la salud de los consumidores.

Se considera un producto alterado cuando falta etiqueta con la información sanitaria original sin la autorización de la autoridad (Cofepris), ya que se pierde información para el uso adecuado y las precauciones que se deben tener con el producto. Lo mismo sucede cuando se vende al público en presentaciones no autorizadas o con información que no cumple con las disposiciones aplicables; así como si se coloca en envases diferentes al original.

Sobre este fenómeno, el director de Regulación Sanitaria del Instituto de Servicios de Salud del Estado de Aguascalientes (ISSEA), Octavio Jiménez Macías, advirtió a los consumidores que la compra y consumo de medicamentos bajo estas condiciones implica un riesgo, por diversos factores como la contaminación del producto, al tiempo que advirtió que la venta bajo estas condiciones es un acto ilícito.

Explicó que el medicamento debe comercializarse solamente en su empaque original. Advirtió que revisarán los establecimientos para retirar y suspenderlos en caso de caer en esta práctica. También pidió a la población denunciar si tiene conocimiento de algún lugar donde se expendan medicamentos bajo esta modalidad.