Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La Federación Mexicana de Futbol presentó el protocolo de regreso a la actividad de las Selecciones Nacionales, a 15 días del primer partido en este 2020.
El 30 de septiembre, el Tricolor recibirá a Costa Rica en el Estadio Azteca. El 7 de octubre, se medirá a Holanda en Amsterdam.
Dicho protocolo contempla a jugadores, cuerpo técnico y staff operativo, personal del CAR, de operación en estadio o concentración, de las televisoras con derechos, árbitros, así como Selección visitante, en el caso de los ticos.
Tanto a seleccionados como a Gerardo Martino, su cuerpo técnico y el personal operativo se solicitará una prueba PCR con resultado negativo 7 días antes de la concentración, mismo lapso en el que comenzará el monitoreo de la sintomatología, el cual culminará al finalizar la estancia de los involucrados.
Los demás grupos, ya sea de árbitros o selección visitante también deberán entregar una prueba PCR negativa, y realizarse una más a su llegada al País.
Los partidos se realizarán a puerta cerrada y, al igual que en juegos de la Liga MX, solamente se permitirá el acceso a personal acreditado.
“El número de personas del staff operativo se adaptará dependiendo de los requerimientos de cada estadio, comerciales y de transmisión. Se operará con el mínimo personal indispensable; estará permitido un máximo de 300 personas en el estadio. Se establecerá un límite de personas por zona”, informó la FMF.
En los estadios, el personal autorizado deberá tomarse la temperatura y responder un cuestionario.