En riesgo latente se encuentran los pepenadores y recicladores al no contar con las medidas de seguridad necesarias para realizar su labor ante la contingencia sanitaria por el COVID-19, señaló Israel Ortega González, presidente de la Asociación de Recicladores Ecológicos de Aguascalientes, quien destacó que también su actividad se ha visto disminuida hasta en un 30%.
Apuntó que por el momento sólo un 2% de las chatarreras han cerrado sus negocios, pero el 98% siguen abiertas de manera normal, en tanto no tengan otra indicación por parte de las autoridades gubernamentales. Además, recalcó que su labor resulta peligrosa y más en este tiempo de contingencia sanitaria, ya que muchos pepenadores no tienen las medidas de seguridad necesarias como son guantes y cubrebocas pues no hay quién se los dé.
En entrevista, señaló que la actividad de los pepenadores no puede parar, ya que prácticamente van al día y si no trabajan no comen, de ahí que incluso la mayoría de los chatarreros aún no ha cerrado sus negocios. Recordó que en Aguascalientes son más de 7 mil personas las que se dedican a este negocio, por lo que como asociación sólo les han estado transmitiendo a sus agremiados que tengan las medidas de seguridad, lo mejor posible para evitar un posible contagio por coronavirus.