Las agresiones armadas en Aguascalientes se dispararon en el primer semestre del año, con un incremento del 140% en el número de personas víctimas de lesiones por balazos y casi un 35% en asesinatos con uso de armas de fuego, respecto al mismo periodo del año pasado.
Entre los meses de enero y junio de este año se contabilizaron 39 homicidios dolosos y 72 lesiones dolosas provocadas por disparo de arma de fuego, de acuerdo con el reporte de Incidencia Delictiva del Fuero Común 2024, actualizado al 30 de junio pasado.
A los 39 casos consignados en el primer semestre del año en el documento del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, se suman 10 homicidios con uso de arma de fuego en la primera semana de julio, por lo que estamos a sólo dos casos de alcanzar los 51 homicidios dolosos con arma de fuego contabilizados en 2023.
El homicidio más reciente se registró la madrugada del lunes, cuando pistoleros arribaron a un domicilio ubicado en la calle Antonio Ávila, en el fraccionamiento La Barranca, y sin mediar palabra dispararon contra José Luis Reyes. Se presume que pretendían ejecutar a su hermano, por asuntos relacionados con la venta de drogas.
Los homicidios dolosos en la entidad también registraron un repunte del 35.7% al acumularse 57 asesinatos en los primeros seis meses del año, superando a las 42 víctimas mortales registradas en el mismo periodo de 2023.
Las estadísticas reportadas por el SESNSP ubican a Aguascalientes por debajo de la media nacional en la incidencia de víctimas de homicidio doloso, pese a que la entidad registra un incremento del 30% en el comparativo semestral 2023-2024.