De una a tres cisternas de veinte mil litros por semana se incrementó la dotación de agua potable a cada una de las ochenta comunidades rurales y asentamientos humanos irregulares del municipio de Aguascalientes, informó el director de la CCAPAMA, Refugio Muñoz de Luna, quien señaló que ese líquido es aprovechado también para saciar la sed de animales.
Informó que en esos lugares existen cisternas fijas con una capacidad de 30 mil litros cada una e incluso algunos domicilios cuentan con un sistema de almacenamiento propio y se les distribuye el vital líquido calle por calle. Esa agua es potable y 100% clorada.
“A raíz del aumento en el consumo de agua potable en el municipio de Aguascalientes, la ciudadanía reporta por semana la presencia de 100 a 120 fugas en el municipio de Aguascalientes, donde muchas son por válvulas de columpio, de banqueta y las consideradas graves al presentarse en la red central y que implica el recortar el suministro del vital líquido para realizar las maniobras de las reparaciones”.
El director de la Comisión Ciudadana de Agua Potable y Alcantarillado (CCAPAMA), señaló que el calor ha subido de manera considerable, es la temporada de estiaje, lo cual ocasiona un gran consumo del vital líquido, especialmente los fines de semana.
Muñoz de Luna señaló que antes de la temporada de estiaje se realizó un operativo para prevenir aquellas situaciones que pudieran afectar el suministro del agua, junto con el esquema de los desazolves para evitar los malos olores que se generan en las alcantarillas a causa del calor.
“En este momento no debe haber ninguna colonia sin suministro de agua potable, si bien existen eventos no programados o por fallas en los pozos, los cuales se arreglan para que se mantenga la distribución de este recurso indispensable”, comentó finalmente.