Tiendas de abarrotes y de conveniencia en cualquier zona de la ciudad comienzan a sufrir los estragos de la pandemia ocasionada por el coronavirus, luego de que les han incrementado costos en uno de sus principales productos como es la venta de cerveza. En algunos casos, desde hace dos semanas los proveedores ya no les están surtiendo, por lo que están saliendo a flote únicamente con mercancía que tienen en almacén, en espera de que se regularice la distribución antes del 15 de mayo, como en su momento fueron notificados.

La encargada de una tienda de abarrotes ubicada sobre Paseo de la Cruz, quien quiso mantener su anonimato, precisó que en su caso desde la tercera semana de abril fue notificada por la marca cervecera que maneja, que derivado de la pandemia habría por lo menos un mes de desabasto de pedidos. Por lo anterior y debido a sus posibilidades económicas, se proveyó de mercancía que se supone le duraría hasta mediados de este mes, sin embargo, reconoce que “compras de pánico” ocasionarán que antes de lo previsto se quede sin mercancía. En su caso, aseguró que en los productos que maneja por norma de la misma marca, está prohibido elevar el costo final al consumidor y en todo caso, el precio lo mantienen, accediendo a la comisión por venta y quedando suspendidas las comisiones por meta de venta alcanzada.

“Sobre todo los fines de semana es cuando vendo más. Antes las personas se llevaban por ejemplo dos caguamas y ahora se están llevando cartones”, expuso.

En otra tienda, ubicada al sur de la ciudad en donde se venden cervezas de la principal marca, la señora Alejandra manifestó que desde el lunes pasado los proveedores le informaron que el precio del cartón de cerveza en tamaño familiar costará entre 450 a 500 pesos, cuando anteriormente se conseguía en no más de 300 pesos. Lo mismo sucederá con el cartón de 24 cervezas regulares, cuyo costo promedio pasó de los 288 o 300 pesos, hasta los 456 pesos, es decir, un costo unitario de 19 pesos, precio sugerido aunque se podría aumentar dependiendo de cada establecimiento, dijo. “Ya ahorita estamos teniendo menos producto y sí, la verdad la caguama tenemos que darla en 48 o 50 pesos para que salga, desde esta semana nos anunciaron los nuevos precios y lo único que tenemos que hacer para no tener pérdidas es aumentar un poco al consumidor”, indicó.

Finalmente, Carlos, un abarrotero ubicado en la colonia Las Flores, precisó que el encarecimiento de los productos no solamente se está dando en bebidas alcohólicas, sino que incluso en productos  de la canasta básica. En el caso de la cerveza, dijo que con la intención de no perder clientes se ha visto en la necesidad de ser él quien absorba el incremento, sin embargo, de seguir la misma situación se verá en la necesidad de ajustar finalmente sus precios. “Por dar un ejemplo, una caguama salía en 38 pesos, ahora se va a conseguir a 10 pesos más y difícilmente volverá a bajar aunque se termine la pandemia”, concluyó.