CDMX.-El futbolista Gerard Piqué rompió el silencio tras su ruptura con Shakira, pero lo hizo para expresar su molestia con la prensa que lo acosa y contra quienes tomará medidas legales.
Shakira y Piqué conformaron una de las parejas más mediáticas del panorama internacional, por eso su separación, luego de 12 años de casados, dio lugar a especulaciones, en especial que el astro del Barcelona le fue infiel a la cantante colombiana.
«Se han publicado muchos rumores e informaciones no contrastadas sobre el jugador, su familia, su vida personal y, por tanto, privada.
«Estos reportajes e imágenes ocasionan no sólo un daño a su honor y un perjuicio a su imagen, sino un grave atentado contra los derechos de sus hijos, cuya seguridad y protección representan para él su máxima preocupación», explicaron los abogados de Piqué en un comunicado.
Y agregaron que en estos días se han producido intromisiones que traspasan los límites de la legalidad, por lo que el futbolista decidió solicitar medidas cautelares de alejamiento y emprender acciones legales con quienes alteran su vida familiar y vulneran los derechos de sus hijos.
El objetivo, añadieron, es garantizar el bienestar y restablecer los derechos de intimidad, seguridad y tranquilidad.
Shakira y Piqué tienen dos hijos en común, Milan, de 9 años, y Sasha, de 7. La custodia de los pequeños es uno de los cabos sueltos de este matrimonio en vías de disolución. (Omar Cabrera/Agencia Reforma)