Isabella González Von Hauske 
Agencia Reforma

CDMX.- El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que las consultas ciudadanas se harán cada vez que se pueda como un método democrático para que decida el pueblo.

“Pero, qué sabio es el pueblo, en la consulta la gente dijo no y nos quitó un peso de encima, nos salvó el pueblo. Imagínense si le hubiésemos seguido con Texcoco, si es un lago; nos íbamos a llevar -y ese era el plan- todo el sexenio, iba a estar hasta el 2025.

“Entonces, sí es importante -para no equivocarnos- preguntar al pueblo, lo mejor es preguntar y el método democrático es lo mejor que hay, en la consulta, cada vez que se pueda”, dijo López Obrador.

En conferencia en Palacio Nacional, el Mandatario federal comentó que exigirá disculpas en su momento a quienes lo atacaron con respecto a los costos del Aeropuerto de Santa Lucía en relación a lo que se estimaba para el NAIM.

“Es muy importante que no se olvide, porque voy a pedir respeto, voy a pedir que ofrezcan disculpa en su momento, lo del Aeropuerto de Texcoco que estaban estimando un costo de 300 mil millones y se iba a desaparecer el actual aeropuerto y el Aeropuerto de Santa Lucía por interferencia aérea, querían quedarse con los terrenos o querían negociar con los terrenos. Hacer un Santa Fe en las 600 hectáreas del aeropuerto.

“De 300 mil estimados (en NAIM), porque eso se parecía mucho al Tren Toluca-Ciudad de México, nos va a significar, nos va a costar (Santa Lucía) 70 mil; es decir, 230 mil millones menos, de ahorro. Entonces, cuando terminemos vamos a hacer las cuentas, porque cómo nos atacaron con eso”, expresó.

Por otro lado, López Obrador señaló que, pese a la corrupción que también existió en el Tren Toluca-Ciudad de México, su Gobierno ya tiene el presupuesto necesario para concluir la obra.

“Ya tenemos el presupuesto para concluirlo, son 20 mil millones adicionales, ya conocen ustedes la historia. Se estimó que iban a ejercerse 30 mil millones, pero se llevan ejercidos más de 60 mil y faltan 20 mil y va a terminar costando cerca de 90 mil millones.

“Una obra mal planeada, con mucha corrupción, con muchos problemas, pero ni modo de dejarla a la mitad, inconclusa, pierde más el pueblo, la Nación, pierde más la hacienda pública, por eso decidimos concluirla”.