A pesar de la pandemia por el COVID-19, la Secretaría de Obras Públicas Municipales ejercerá este año 625 millones de pesos en desarrollo de infraestructura en diversos ámbitos, cuya inversión resulta un poco inferior respecto a los 650 millones de pesos alcanzados en el ejercicio anterior.

Su titular, Marco Antonio Licón Dávila, indicó que de la Federación no se ha recibido ningún peso aparte de los recursos permanentes, pero es tiempo que la Secretaría de Hacienda destine recursos a los estados y los municipios para el desarrollo de infraestructura, ya que el país resiente los rezagos en esta materia.

En entrevista con El Heraldo, señaló que la alcaldesa capitalina mantiene su compromiso de impulsar el desarrollo de infraestructura y mover la economía en la industria de la construcción y ramas afines.

Agregó que el tema de la pandemia por el COVID-19 sí impactó al presupuesto de obra pública en el Municipio de Aguascalientes, ya que el recurso se ajustó para apoyar a la ciudadanía y al empresario de esta capital.

La obra pública no creció más debido a que la recaudación por concepto del impuesto predial u otros conceptos no fluyó como se esperaba, pero en la medida que eso se normalice y estabilice, fluirán más recursos a favor del desarrollo de infraestructura para el municipio capital.

Sin embargo, destacó el intenso trabajo que este fin de año se desarrolla en materia de obra pública en el Ayuntamiento de Aguascalientes y es algo que la ciudadanía puede percibir de modo cotidiano.

“Este año, en la inversión para obra pública se aprobó una cantidad de 345 millones de pesos relacionado con el Presupuesto de Egresos 2020, en el primer trimestre fue un tiempo importante con 84.5 millones de pesos que la alcaldesa capitalina destinó para movilizar la economía local, así como la cifra de 227 mdp que se ejercen actualmente provenientes de los recursos permanentes de la Federación”, comentó finalmente.