Un joven de 18 años de edad terminó la parranda cuando se le atravesó en su camino un portón metálico, al cual le causó daños que tendrá que afrontar. Los hechos se registraron en la comunidad de El Niágara.
El responsable es Saúl, vecino del fraccionamiento Noria del Cedazo en la comunidad de Montoro.
De acuerdo a la versión de las autoridades, el joven se desplazaba a exceso de velocidad -a bordo de un Golf modelo 1992 de color blanco y con placas EZF6687 del Estado de Coahuila- sobre la calle Benito Juárez, cuando al llegar a la altura del número 423, perdió el control del volante, lo que originó que se estrellara contra el portón, mismo que al resentir el impacto se abrió, ingresando el conductor a la finca para así terminar contra un muro de ladrillo. Los daños se calcularon en 25 mil pesos.
Elementos viales acudieron al lugar del accidente, en donde sometieron a la prueba de alcoholimetría al responsable que arrojó 0.66 Mg/L, y en la segunda prueba 0.60 Mg/L.
Por lo anterior, Saúl fue detenido y presentado ante las autoridades correspondientes, mientras que su auto fue trasladado a la Pensión Municipal.