Ante el surgimiento de positivos en colonias populares, donde resulta complicado el confinamiento de pacientes en viviendas pequeñas como las que predominan en esas zonas y para evitar mayores riesgos de contagio, el Gobierno del Estado dispondrá a partir de hoy de un Centro Especial con al menos 40 espacios para la recuperación de enfermos de COVID-19 que no requieran hospitalización.

El gobernador Martín Orozco expresó que se abrirá la oportunidad para el aislamiento fuera de sus casas, a aquellos en los que por el tamaño de su vivienda o el número de personas con las que tienen contacto continuo, ponen en riesgo a los allegados.

El Centro Especial para los casos positivos que no necesiten hospitalización permitirá que guarden la cuarentena de manera adecuada y sin poner en riesgo a sus familiares; contará con 40 habitaciones amplias, jardines, auditorio, comedor, cocina y como entre ellos sí podrán convivir, pues todos estarán en recuperación por la misma causa, se buscará que lo hagan de manera adecuada y con la atención debida.