La proliferación de migrantes en el país, deja ver la crisis humanitaria que existe tal vez derivado de los problemas económicos que ha heredado la pandemia, consideró el diputado Emanuelle Sánchez Nájera, en su calidad de vocal de la Comisión de Asuntos Migratorios en el Congreso del Estado.
Expresó que si bien ya había condiciones difíciles previo a la pandemia, dos años con “golpes crueles” económicos y de salud, no es difícil pensar que las redes de personas que ya operaban en el estado para trasladar gente hacia el vecino país del norte, iban a desaprovechar la oportunidad, que por fortuna se ha detectado.
La novedad también, dijo, es que a pesar de las condiciones críticas que tiene el país en materia de economía, se ha vuelto atractivo para que los centroamericanos se queden a vivir, cuando en otros años sólo era un país de paso, “ahora resulta que el migrante encuentra condiciones para quedarse aquí, porque ve que le puede ir mejor que en su país de origen y que se complica su llegada a Estados Unidos. Los de México se van al vecino país del norte y los centroamericanos deciden quedarse en México”.
Reflexionó que resulta difícil pensar que en México no se diera esta situación de tráfico de personas desde hace tiempo, pues para pasar el país del sur al norte no es mucho recorrido en realidad y bastarían poco más de 24 horas para hacerlo, pero se debe investigar este tema y al menos en Aguascalientes, dijo, se está destapando la cloaca, pues ha sido zona de paso frecuente de migrantes, sobre todo de Centro y Sudamérica que tienen como objetivo llegar a Estados Unidos.