El Gobierno Federal ha errado en no crear centros de almacenaje de combustible para hacer frente a los desabastos como el que se tiene actualmente de gas natural, estableció el asesor financiero, Gerardo Sánchez Herrera, quien consideró que con la contrarreforma del Ejecutivo Federal para el sector eléctrico se mandan mensajes erróneos que alejan a los inversionistas para la apertura energética.

Afirmó que el clima se puede predecir, pero no se puede cambiar, por lo que las nevadas que afectaron en días pasados a Texas, ya se sabían desde hace más de una semana por parte del Servicio Meteorológico Nacional, por lo que el problema de México radica en que no tiene capacidad de almacenaje de combustible. “No hemos hecho esa tarea de tener plantas de acopio, tanto de gas natural como de gasolina. Las reservas de seguridad nacional que tenemos de gasolina son de 1.5 días, o sea si nos cierran la llave de la gasolina el país se paralizaría en 3 días y esto pasó con el gas. México no tiene capacidad de almacenar”.

Recordó que desde el año 2019 el Centro Nacional de Control de Gas Natural preveía tener un Centro de Almacenaje para 45 mil millones de pies cúbicos que equivale a 5 días de consumo y “ahí es donde hemos sufrido de nuestro talón de Aquiles, porque si México tuviera capacidad de almacenaje, esto nos hubiera evitado todo el descontrol que hay de producir energía eléctrica”.

Señaló que del 100% de los focos que se encienden en el país, el 50% ocupa el gas natural, por lo cual es importante que México tenga sus reservas de combustible. En tal sentido, dijo que países como Estados Unidos cuentan con 65 días de almacenamiento de gas natural y los países europeos tienen hasta 100 días de provisión.

Enfatizó que de todo lo que México consume de gas natural, el 95% se importa, cuando el país cuenta con mucho gas natural y prueba de ello es la Cuenca de Burgos en Tamaulipas, donde hay dicho combustible en el subsuelo, sin embargo, el Gobierno Federal no lo ha querido operar vía el fracking, ante la idea errónea de que contamina y afecta los mantos freáticos. “Eso es un error, es una falacia, México tiene muchísimo gas natural en el subsuelo y pudiera ser autosuficiente”.