El director del ISSSSPEA, Carlos Gallegos Espinoza informó que alrededor de 1,500 créditos hipotecarios se han otorgado o bien se encuentran en trámite, con una tasa de interés variable entre 7.58 a 9%, y lamentablemente se tiene una cartera vencida en riesgo de 33 millones de pesos por parte de personas que dejaron de ser servidores públicos y dejaron de pagar sus mensualidades.

Hoy en día, el rezago acumulado en el ISSSSPEA en los créditos hipotecarios es porque el solicitante depende de otras instancias para integrar su expediente completo. Para la compra de un terreno o para la construcción de una vivienda, se requiere la libertad de gravamen del predio que otorga otra dependencia, lo cual se lleva sus propios tiempos.

Ante ello se trabaja en un proyecto que seguramente podrá ser aterrizado por la siguiente administración estatal, que el propio solicitante integre en una plataforma digital su expediente, es decir que él suba todos los documentos de los requisitos para que se dé la validación completa y que permita agilizar el proceso administrativo para la generación de los contratos y de los créditos hipotecarios correspondientes.

Reconoció que por los tiempos de tres o cuatro meses que se tarda para liberar los créditos hipotecarios, las empresas desarrolladoras de vivienda simplemente le dicen no a las solicitudes del ISSSSPEA, porque en este proceso están involucrados los notarios públicos que atienden los asuntos directamente con los trabajadores del estado o municipales, no con el Instituto.

Ciertamente se busca una estrategia para optimizar los tiempos de tramitación y otorgamiento de los créditos hipotecarios del ISSSSPEA y en este momento se piensa en digitalizar el expediente del solicitante y desde ese momento validar la información que se entrega al área de préstamos, apuntó.

La intención es reducir de 3 o 4 meses, a un periodo de 3 o 4 semanas todo el proceso de otorgamiento del crédito hipotecario al solicitante derechohabiente de este Instituto, informó Carlos Gallegos.

 

Recordó que el próximo 1 de julio dejarán de recibir solicitudes para créditos de corto, mediano y largo plazo; esto para conciliar las cifras previas a la entrega-recepción constitucional, así como contar con el tiempo para atender estas peticiones y hacer el cierre presupuestal.

¡Participa con tu opinión!