Abel Barajas
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Rafael Caraveo Opengo, el testigo que fue videograbado con las maletas de dinero que supuestamente «pagaron» la reforma energética, se ha hecho ojo de hormiga para la Fiscalía General de la República (FGR).
El ex secretario técnico del Comité de Administración del Senado fue citado por la FGR a diligencias el 17 y 27 de diciembre, así como el 21 de enero, pero no se presentó a ninguna.
De hecho, informó a la FGR que no iba a presentarse porque se encuentra aislado por haber sido contagiado en días recientes de Covid-19.
La FGR dio a conocer esta información al juez Marco Antonio Fuerte, del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte, en la audiencia celebrada el viernes en la que autorizó una prórroga de tres meses en el proceso del ex senador Jorge Luis Lavalle Maury.
De hecho, los citatorios para que Caraveo se presente ante el Ministerio Público han sido girados a solicitud de Lavalle a la FGR, ya que el ex legislador pidió que sea interrogado.
Ante la inasistencia de Caraveo, el juez Fuerte pidió a la Fiscalía imponer a su testigo colaborador apercibimientos y multas de hasta 100 Unidades de Medida y Actualización, que equivalen a 9 mil 622 pesos, con el propósito de hacerlo comparecer.
En agosto de 2020, circuló en redes sociales un video que exhibía a Caraveo recibiendo maletas repletas de fajos de billetes.
La grabación circuló apenas unos días antes del 4 de septiembre de ese año, fecha en que el ex colaborador de Lavalle se presentó a declarar en la FGR, como parte de una negociación para obtener un criterio de oportunidad. Es decir, convertirse en testigo colaborador, a cambio de la inmunidad penal.
En aquel testimonio, Caraveo aseguró haber llevado 15 maletas de dinero para Lavalle y que el destino fue para campañas electorales panistas. Una de las entregas que menciona fue de 13 millones y otra de 12 millones.

¡Participa con tu opinión!