El Centro Comercial Agropecuario ha liberado alrededor de seiscientos cajones de estacionamiento que eran utilizados por los vehículos de sus trabajadores y ahora han quedado a disposición de los clientes sean del ámbito local o foráneo.

Desde la aplicación del sistema de las plumas de estacionamiento, se ha podido controlar la entrada y salida al mercado de abastos más importante de Aguascalientes y que la disponibilidad de espacios no sean invadidos por el mismo personal que labora en las bodegas y en los tianguis.

La siguiente etapa que tiene prevista la Administradora del Centro Comercial Agropecuario es poner orden a los camiones de carga que ingresan al mercado por parte de los clientes foráneos, y para ello se realizó un estudio de vialidad para facilitarles los horarios y los espacios adecuados para ser atendidos como lo merecen.

Los clientes foráneos tienen las 24 horas de cada día para que vengan desde sus estados y ciudades a comprar los productos que se concentran en el Agropecuario como un espacio para acercarlos a los consumidores del país.

Gerardo Palomino Macías, presidente del CCA, indicó que todos estos cambios requieren de un trabajo en equipo de todos los involucrados en el mercado regional, se necesita que se respeten horarios y el flujo de las vialidades para facilitar la movilidad vehicular dentro de estas instalaciones.

Asimismo, se necesitará más adelante poner orden en los horarios de entrada y salida del transporte pesado de los condóminos, para mejorar la operación de este mercado y todo a favor de los clientes que acuden a las bodegas y a los tianguis para realizar sus compras de alimentos, abarrotes y una diversidad de productos.

Lo más importante en la actualidad es que la ciudadanía conozca sobre la existencia de espacios de estacionamiento de vehículos para las familias de Aguascalientes, gracias a la operación de las plumas de entrada y salida en todas las puertas del Centro Comercial Agropecuario.