En unas parcelas que se ubican en el poblado de Ciénega Grande, los policías preventivos de Asientos localizaron seis becerros que durante la madrugada se habían escapado del corral donde se encontraban.
El propietario de los animales, de nombre Antonio, de 57 años, reportó el sábado por la mañana, que de un rancho que tiene en el poblado de Molinos, se habían escapado seis becerros y no podía localizarlos.
Es el caso que a las 10:48 de la mañana, unos policías preventivos de Asientos que realizaban un recorrido de vigilancia por un camino de terracería que conduce al poblado de Ciénega Grande, localizaron a los animales que se encontraban pastando en unas parcelas, por lo que se procedió a su aseguramiento y posteriormente fueron entregados a su propietario.

¡Participa con tu opinión!