José de Jesús López de Lara

Anoche se registró un enfrentamiento a balazos entre personal de la Guardia Nacional e integrantes de un grupo de la delincuencia organizada, el cual inició en el municipio de Luis Moya, Zacatecas, y concluyó en el poblado de Guadalupito, en el municipio de Cosío.
El saldo fue de un delincuente abatido a balazos y dos más heridos, los cuales fueron trasladados bajo una fuerte custodia policíaca al Hospital General de Rincón de Romos para recibir atención médica.
Los sangrientos hechos fueron reportados a las 22:30 horas del domingo cuando, en el Centro de Salud del ISSEA ubicado en el municipio de Cosío, arribó un automóvil con vidrios polarizados, en el cual viajaban tres personas heridas de bala.
Cuando los médicos se disponían a brindar la atención pre-hospitalaria a los lesionados, confirmaron que uno de ellos ya había muerto. Ante la gravedad de las lesiones de los otros dos individuos, uno de los cuales presentaba un impacto de bala en la cabeza, fueron de inmediato trasladados a recibir atención médica al Hospital General de Rincón de Romos.
Cabe destacar que las dos ambulancias del ISSEA en las que se hizo el traslado fueron fuertemente custodiadas por patrullas de la Policía Estatal y de la Policía Preventiva de Cosío.
A fin de realizar las investigaciones correspondientes, se trasladaron al municipio de Cosío los agentes del Grupo Homicidios de la PDI, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
Las primeras investigaciones apuntan a que las víctimas son integrantes de un grupo de la delincuencia organizada que opera en Zacatecas.
Estos, la noche del domingo, se toparon con un convoy de patrullas de la Guardia Nacional y de la Policía Estatal de Zacatecas, en el municipio de Luis Moya, Zacatecas. De inmediato, realizaron una maniobra de evasión, lo que provocó una persecución policiaca.
Los sospechosos trataron de escapar por una terracería que conduce al poblado de Guadalupito, Cosío, donde se registró un enfrentamiento a balazos, el cual terminó cuando los tres delincuentes fueron heridos por los agentes de la Guardia Nacional.
Extra oficialmente, se informó que, en el poblado de Santa María de Gallardo, en el municipio de Cosío, fue localizado abandonado otro automóvil con impactos de bala.