Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Después de entregar la primera fase de la Refinería de Dos Bocas, Paraíso, Tabasco, el Presidente Andrés Manuel López Obrador enfoca ahora su atención en el Tren Maya.
El Mandatario difundió ayer imágenes sobre la supervisión que hizo desde un helicóptero de la construcción del tramo Mérida-Cancún que, dijo, lleva un avance del 50 por ciento.
«Hay que enfrentar amparos y ambiciones de conservadores y corruptos, pero el pueblo quiere y apoya esta gran obra para el fomento al desarrollo del sureste del País. Un dato: diario llegan 48 mil turistas a Quintana Roo», escribió López Obrador en sus redes sociales.
El Ejecutivo federal también se encontró con el Gobernador Carlos Joaquín y la mandataria electa Mara Lezama.
«Siempre un gusto recibirlo en casa Presidente @lopezobrador_. La transformación avanza en el Sureste con las obras del @TrenMayaMX, aeropuertos de #Tulum y #Chetumal, Parque del Jaguar, Puente Nichupté, Bulevar Colosio, Distribuidor vial aeropuerto y Av Chac Mool en #Cancún. #4T», dijo la morenista.