Con un total aproximado de 40 peloteros se vivió el primer día de pretemporada para los Rieleros de Aguascalientes que se preparan ya con todo de cara a la temporada 2020 que parece tiene muchas sorpresas guardadas para la novena aquicalidense que desde ya quiere ponerse a punto teniendo poco más de un mes para la preparación de sus jugadores. Enrique “Che” Reyes y Luis Carlos Rivera fueron los encargados de dirigir el primer entrenamiento formal del equipo que comenzó desde las 10 de la mañana en la casa del equipo teniendo actividad hasta pasada las dos de la tarde con un entrenamiento muy variado que puso a prueba las habilidades de cada uno de los peloteros.
Como es costumbre primeramente se trabajó en lo físico con algunos ejercicios de resistencia y para relajar el brazo para luego pasar a ejercicios por posición destacando que los lanzadores estuvieron trabajando fuertemente demostrando la velocidad que pueden alcanzar además del repertorio que tienen en su brazo. Además, algunos jugadores estuvieron trabajando tanto en el fildeo al momento de atacar la pelota y de batear conformando un entrenamiento muy completo que desde ya enciende el diamante para la Máquina aguascalentense. Dos de los peloteros más llamativos fueron el lanzador Rolando Valdez que trabajó por aparte tratando de recuperar la potencia en su brazo después de salir de una operación mientras que Julián Castro también se encuentra ya trabajando con el equipo. Durante toda la semana ésta será la dinámica de trabajo teniendo beisbolistas de la academia como principales protagonistas de este campo de entrenamiento que tiene como objetivo seguir detectando a los talentos jóvenes que tiene el equipo. Cabe recordar que la próxima temporada estará arrancando el próximo 7 de abril como visitante ante los Generales de Durango teniendo poco tiempo de trabajo para poner a punto a cada uno de los peloteros que conformarán el roster; durante los próximos días se anunciará la pretemporada en cuanto a rivales se refiere para conformar los juegos amistosos que se tendrán antes de que se cante playball en la LMB.