Samuel Zárate Constantino
El Heraldo

A cinco meses de haberse colocado la piedra angular de la terminal sur del Proyecto de Movilidad YOVOY, planeada para una superficie de más de 37 mil metros cuadrados sobre la avenida Mahatma Gandhi y para la cual se canalizaron 93 millones de pesos, los avances son nulos.

El proyecto, expuesto en evento protocolario el 25 de septiembre de 2019, sería inaugurado a principios del 2020 según se aseguró, y albergaría 11 rutas con beneficio directo a los estudiantes del campus sur de la UAA y de la UPA, así como a los trabajadores de la zona industrial y a los vecinos de los fraccionamientos del sector sur de la capital.

En ese momento, se estimó que la nueva terminal atendería a 125 unidades y contaría con una estación de combis para 117 unidades.

Los 93 millones de pesos alcanzarían para que la terminal contara con instalaciones como regaderas, dormitorios, comedor, baños, enfermería y áreas de esparcimiento.

Además, se anunció equipamiento con patios de encierro, áreas de lavado y talleres mecánicos para mantenimiento.

Las rutas que albergaría la infraestructura que en ese momento comenzaba a construirse serían: 6, 3, 11, 28, 31, 33, 34, 4, 9, 10 y 44 y brindarían servicio a un promedio de 6 mil usuarios por día.

La terminal sur, que en ese momento tenía ya la primera piedra, sería la primera de cuatro terminales nuevas previstas como parte del Proyecto de Movilidad YOVOY para el cual el Congreso del Estado aprobó mil millones de pesos; además de 400 mdp de Banobras.

La segunda, según se anunció ese día, arrancaría antes de concluir el año y para las otras dos se haría lo propio el transcurso del 2020.

En recorrido por el lugar, El Heraldo encontró prácticamente cero avances en el desarrollo de las obras de construcción puestas en marcha de manera oficial aquel 25 de septiembre de 2019.