CDMX.- La Reina Isabel II habría pasado un fin de semana «divertido», antes de su muerte, dio a conocer el reverendo Iain Greenshields, ministro de la Iglesia de Escocia, quien compartió con ella tiempo la semana pasada.
«Fue una visita fantástica. Su memoria era absolutamente asombrosa y se divertía mucho», dijo al Times el reverendo Iain Greenshields, ministro de la Iglesia de Escocia que almorzó con la reina, el príncipe Carlos (ahora rey Carlos III) y la princesa Ana de Londres, hace una semana.
«Me sorprendió mucho cuando escuché que estaba gravemente enferma porque estuvo en una forma increíblemente buena durante el fin de semana. Ella era la vida y el alma de las cosas. Me habló muy personalmente sobre su niñez, de sus caballos. Ella era bastante notable».
El clérigo también destacó que la Reina estaba de buen humor y con una memoria impresionante para una persona de 96 años.
«Para alguien de su edad, tener la memoria que ella tenía, y realmente reírse y disfrutar mucho tener a su familia y toda la ocasión. Fue una gran compañía», dijo. (Clarisa Anell Soto/Agencia Reforma)