Víctor Osorio
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Al cierre de noviembre poco más de la mitad del territorio nacional, 53.6 por ciento, registró algún grado de sequía, casi 44 puntos más que en la misma fecha del año pasado.
Además, 18.9 por ciento de la superficie del País registró sequía extrema.
El Monitor de Sequía de México, publicado quincenalmente por el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), reportó que al 30 de noviembre, la insuficiencia de lluvia afectaba a prácticamente todas las entidades del país, excepto Baja California y Baja California Sur.
Advirtió que la sequía de severa a extrema se incrementó en la segunda quincena de noviembre, principalmente en Sonora, el poniente de Chihuahua y Durango y el sur de Tamaulipas.
En tanto, indicó, 42 municipios del país registraban sequía excepcional: 15 en San Luis Potosí, 14 en Hidalgo, 8 en Durango y 5 en Querétaro.
Durante la sesión semanal del Comité Técnico de Operación de Obras Hidráulicas, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) informó que las 210 presas principales del país registraban el pasado lunes un almacenamiento total de 66 mil 425 millones de metros cúbicos de líquido, lo que representaba un déficit de 27 por ciento respecto al periodo de 1991 al 2020.
Reportó que del 1 de enero al 3 de diciembre de este año se registró en el país una lámina de lluvia de 565.9 milímetros, lo que representa un déficit de 22.1 por ciento.
Destacó que en noviembre la precipitación superó el pronóstico y, de hecho, se ubicó 46.1 por ciento por arriba del promedio. Se observó así, apuntó, el séptimo noviembre más lluvioso en los registros desde 1941.
Para diciembre se espera un superávit de lluvia de 16.2 por ciento, no obstante el escenario no es muy halagüeño para el inicio del próximo año.
La semana pasada, la Conagua indicó que en enero se espera un déficit de 29.9 por ciento y en febrero uno de 34.2 por ciento.