Durante la FNSM, se incrementó el sacrificio semanal de animales en el rastro municipal, pasando de 2000 a 2300 semanales en las cuatro líneas de producción, según informó Dulce Andrade Lovera, coordinadora General de Salud del municipio capital.
La funcionaria señaló que, si bien puede haber variaciones, se mantiene un promedio de entre dos mil y dos mil trescientos sacrificios semanales. Sin embargo, durante la temporada de la feria, se observa un ligero aumento de aproximadamente trescientos animales.
Entre los animales más sacrificados en el rastro municipal durante la FNSM se encuentran los ovinocaprinos, especialmente los borregos. Andrade Lovera destacó que esta especie es predominante en el rastro municipal, ya que otros rastros en la región no sacrifican borregos, concentrando así la demanda en este lugar.
Explicó que este aumento en el sacrificio se debe en parte a la implementación de una reingeniería en los nuevos departamentos del rastro municipal, donde se están abordando diversas observaciones planteadas por la regulación sanitaria del gobierno estatal, con el objetivo de mejorar los estándares de salud pública.
Finalmente, señaló que una de las observaciones acatadas fue contar con un incinerador adecuado para los residuos generados en el proceso de sacrificio, cuyo fallo de licitación se encuentra próximo a ser anunciado.