Diana Gante
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La generación distribuida, conocida como paneles en techos, sumó mil 551 megawatts (Mw) de capacidad instalada a 2020, un alza anual de 43 por ciento.
Esta capacidad equivale a 211 mil 98 contratos firmados desde 2007 a la fecha, según datos de generación distribuida 2020 de la Comisión Reguladora de Energía (CRE).
Sólo el año pasado se incorporaron 467.7 megawatts de nueva capacidad, que significaron 65 mil 159 nuevos contratos.
Jalisco lidera en número de instalaciones y capacidad instalada, con 240 Mw y 40 mil 814 contratos.
Le siguen Nuevo León, con 175.9 Mw y 22 mil 645 contratos; Estado de México, 110.44 Mw y 8 mil 565 contratos, y Ciudad de México, con 98 Mw y 12 mil 288 contratos.
El total de los contratos implican inversiones por alrededor de 2 mil 712 millones de dólares.
La generación distribuida corresponde a tecnologías que se instalan en el lugar de consumo, principalmente paneles solares –pero pueden ser biogás, biomasa o cogeneración–, cuya capacidad es menor a 500 kilowatts-hora.
Al ser una capacidad menor no requiere permiso de la CRE, sólo el de interconexión de la CFE, lo que agiliza los tiempos para su instalación y entrada en operación.
Víctor Ramírez, especialista del sector eléctrico, dijo que la generación distribuida sigue creciendo por la confianza que da a los usuarios.
“En buena medida, la generación distribuida es exitosa por el alza de tarifas del año pasado, y mientras el costo de la energía eléctrica siga subiendo y los paneles solares sigan bajando será un esquema exitoso.
“Lo único que falta es impulsar el financiamiento para que sea accesible a más usuarios”, señaló.
Los paneles en techos pueden ser opción para cualquier usuario, pero quienes han optado en mayor medida por dicha tecnología son los hogares que han brincado a tarifa doméstica de alto consumo, con recibos superiores a 3 mil pesos bimestrales o pequeños y medianos negocios que buscan reducir sus facturas eléctricas y con ello ser más competitivos.