En las tres últimas semanas, el robo de identidad se disparó en Aguascalientes con el registro de uno o dos casos diarios, y hasta la fecha suman casi cien denuncias interpuestas ante la autoridad financiera competente en el 2016, que representa un 60% más de lo registrado en igual periodo del año anterior.

Ignacio Villanueva Chávez, subdelegado de la Condusef, aseveró que el veinte por ciento de los robos de identidad han derivado en la compra de vehículos; tan solo en una transacción se registró un fraude por 800 mil pesos por la compra vía crédito de una camioneta y un auto de lujo.

Entre los montos menores defraudados a los usuarios financieros se encuentran créditos por cantidades de dos mil o tres mil pesos, apuntó.

El funcionario llamó a la población usuaria de servicios financieros a extremar sus precauciones en el manejo de su información por vía digital o de manera personal, ya que los delincuentes se encuentran atentos para acceder a los datos personales y proceder a realizar transferencias electrónicas o acceso a créditos con empresas comerciales.

Hasta ayer, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de los Servicios Financieros, nada más en Aguascalientes contabiliza hasta el momento 97 denuncias en contra de este delito por parte de igual número de personas afectadas, donde el ladrón de identidad utilizó la información ilegalmente adquirida para contratar productos y servicios financieros a nombre de la víctima.

Sostuvo que el robo de identidad o usurpación de identidad, es cuando una persona obtiene, transfiere, utiliza o se apropia de manera indebida de los datos personales de otra sin la autorización de ésta última, usualmente para cometer un fraude o delito.

La identidad la constituyen los datos personales: nombre, teléfono, domicilio, fotografías, huellas dactilares, números de licencia y de seguridad social, incluyendo información financiera o médica, así como cualquier otro dato que permita identificar a una persona.

Para prevenirlo, dijo que el usuario financiero debe revisar constantemente sus estados de cuenta o consulta de movimientos para identificar movimientos que no se recuerde haber efectuado, en cuyo caso será necesario acudir a la Condusef o a la institución financiera para descartar un robo de identidad.

Respecto a las contraseñas, comentó que se deben utilizar claves que no se relacionen con datos personales como fechas de nacimiento, números telefónicos o nombres de familiares; utiliza letras mayúsculas, minúsculas y números combinados.

Al deshacerse de los documentos que contengan información personal o financiera, o tarjetas de crédito o débito vencidas, deberán destruirse perfectamente, sugirió.

Señaló que todos los documentos personales o archivos electrónicos, así como NIP, contraseñas y claves dinámicas, deben conservarse en lugar seguro para evitar que personas extrañas tengan acceso a ellos. De correos electrónicos se debe eliminar cualquier mensaje de origen sospechoso o que solicite información personal o financiera. Es mejor no abrirlos, e informar al proveedor de Internet, para ayudar a erradicarlos.

Agregó que nunca se deben ingresar las contraseñas, sobre todo bancarias, a algún sitio al que se llegó por un correo electrónico o chat. Ingresa directamente a la dirección oficial de la institución financiera. Nunca enviar claves y NIP por correo electrónico y jamás compartirlas con nadie.

Finalmente, señaló que las personas no deben utilizar computadoras públicas para realizar movimientos bancarios o de compras por internet, ya que la información puede quedar grabada en ellos con el uso de software maligno.

¡Participa con tu opinión!