CDMX.- Ticketmaster se disculpó tras reconocer fallas a su sistema y los boletos clonados que impidieron la entrada de cientos de fanáticos al concierto de Bad Bunny en el Estadio Azteca.
En un comunicado emitido al término de la presentación, la empresa aseguró que reembolsará a quienes adquirieron una entrada legítima y se quedaron fuera, pero aún desconocen el número de afectados.
«Los inconvenientes en los accesos fueron consecuencia de la presentación de un número sin precedente de boletos falsos, lo que provocó una aglomeración de personas fuera de lo normal y una operación intermitente de nuestro sistema», admitió.
«Lo anterior generó confusión y complicó la entrada al estadio, con la lamentable consecuencia de que algunos boletos legítimos les fuera negada la entrada».
Añadió que el costo total del boleto será devuelto a los fans que hayan comprado en canales oficiales y según se determine que no accedieron con el registro electrónico.
«Ponemos a su disposición el correo electrónico contactanos@t¡cketmaster.com.mx para procesar sus solicitudes», informó.
Ticketmaster confirmó que contactó a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) para colaborar a reparar los daños, aclarar la situación y dar respuesta a los afectados. También se dijo dispuesto a trabajar con las autoridades para castigar a quienes clonaron los boletos.
«Asimismo, coadyuvará con las autoridades competentes en cualquier proceso que permita inhibir y eventualmente sancionar la venta de boletos falsos», ofreció.
La Profeco solicitó un informe a Ticketmaster para encausar la queja por reembolso. (Antonio Juventino San Juan Pérez/Agencia Reforma)