Azucena Vásquez y Antonio Baranda
Agencia Reforma

ACAPULCO, Guerrero.- Siempre hay una primera vez. El Presidente que nunca ofrece disculpas, pero ayer cambió de opinión.
Luego de revelar ayer sin consentimiento del Banco de México (Banxico) una decisión sobre aumento de tasas de interés, el Mandatario pidió horas más tarde perdón ante banqueros.
Banxico aceptó las disculpas, sin embargo, nadie sabe quién le filtró antes de tiempo el acuerdo del órgano autónomo al Presidente.
En la mañanera, López Obrador informó que Banxico había aumentado la tasa de interés en 50 puntos base a un nivel de 6.50 por ciento, su séptimo aumento consecutivo, ante la elevada inflación que ayer se reportó en 7.29 por ciento para la primera quincena de marzo.
El anuncio oficial de Banxico estaba previsto para las 13:00 horas de ayer.
El Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO), México ¿Cómo vamos? y México Evalúa señalaron que el Presidente vulneró la autonomía del banco central, transgredió el marco normativo y amenazó la efectividad de la política monetaria.
El Artículo 45 de la Ley de Banxico establece que los asistentes a las sesiones de la Junta de Gobierno deben guardar confidencialidad de los asuntos tratados, salvo autorización expresa.
La subgobernadora Galia Borja dijo que Banxico no autorizó al Presidente adelantar el anuncio.
«Quiero ofrecer una disculpa a la Gobernadora del Banco de México y a los vicegobernadores», dijo ayer López Obrador frente a la titular de Banxico, Victoria Rodríguez, y miembros de la convención bancaria de Acapulco, que ovacionaron al Presidente.
«Recibí la información anoche», explicó, «de que habían tomado la decisión de incrementar la tasa al 6.5 por ciento. Pensé que ya se había hecho público y hoy (ayer) en la mañana es que hablé del tema».

¡Participa con tu opinión!