Intentó quitarse la vida. Debido al sufrimiento que lo aquejaba, un hombre al oriente de la ciudad tomó la más drástica decisión y ahora se debate entre la vida y la muerte.
Los servicios de emergencia tuvieron que actuar debido al reporte que se recabó poco antes de las 9 de la mañana del martes en las instalaciones del C4, señalando que una persona había atentado contra su vida, tras escuchar un balazo en el fraccionamiento Ojocaliente I.
En el acto, elementos de la Policía Municipal acudieron al reporte, donde familiares del presuicida permitieron el acceso al domicilio. Al ingresar, notaron que Clemente, de 65 años de edad, se encontraba acostado y con una herida en la sien derecha, la que se realizó con el arma que portaba en su mano: una pistola tipo escuadra calibre .25.
Posteriormente, arribaron paramédicos del ISSEA, quienes dieron traslado al sexagenario al Hospital Hidalgo. Posteriormente se pudo saber, mediante una letra escrita por puño y letra por Clemente, que este padecía cáncer y el dolor le hizo tomar esta drástica determinación.