Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Presidente de la Suprema Corte de Justicia aclaró hoy que ese tribunal no ha establecido ninguna sanción para médicos que ejerzan su objeción de conciencia para negarse a practicar procedimientos como el aborto, pues eso toca al Congreso de la Unión.

En conferencia de prensa, el Ministro Arturo Zaldívar acusó a grupos conservadores y provida de «tratar de ganar en los medios, difundiendo mentiras», luego que la Corte invalidara la regulación a la objeción de conciencia, prevista en la Ley General de Salud desde 2018.

En ese caso, la mayoría de los ministros resolvieron que la norma era demasiado amplia, es decir, permitía la objeción de conciencia prácticamente sin límites ni reglas, por lo que podía afectar derechos reproductivos y de acceso a la salud.

Sin embargo, la Corte no ordenó al Congreso legislar nuevamente el tema, ni le fijó plazo para hacerlo, sino únicamente le dirigió un exhorto para que lo haga, siguiendo ciertos lineamientos fijados en la sentencia.

«Como ya perdieron el debate y perdieron en la Corte, ahora tratan de ganar en los medios difundiendo mentiras. La Corte nunca dijo esto, lo que dice la sentencia es que el Congreso establecerá las sanciones administrativas o de cualquier otra índole que considera conveniente, eso toca al legislador», dijo Zaldívar.

El Ministro también admitió que el Instituto Federal de Defensoría Pública (IFDP) ha enfrentado obstáculos para encontrar casos de mujeres presas por el delito de aborto, que la Corte declaró inconstitucional el 7 de septiembre, y a las cuales se busca asesorar para su liberación.

«Se está complicando mucho la información, por eso pedí al Secretario de Gobernación colaborar para que nuestros abogados puedan interrelacionar toda la información», dijo.

«Nos hemos topado con obstáculos, es un tema tabú en muchos lugares donde no se quiere dar información, no hay suficiente transparencia en la mayoría de los poderes judiciales para detectar estos asuntos, ha sido un mes tortuoso, pero vamos avanzando», agregó.

Tampoco hay casos de mujeres que se hubieran acercado al IFDP para solicitar apoyo, por lo que dicho instituto es el que las buscará.

Sobre los reclamos de padres de los 43 estudiantes desaparecidos en Iguala en septiembre de 2014, Zaldívar dijo entender su dolor, pero defendió que el Poder Judicial Federal está cumpliendo su responsabilidad y no le toca investigar los delitos.

«Entiendo que por lo complejo del asunto y el tiempo que ha pasado, para el Estado Mexicano este es un reto que no es sencillo, pero entiendo que es un asunto de estos en que tenemos que estar comprometidos todos los Poderes para resolverlo, es un tema de justicia, que requiere sanar una herida profunda para la nación», afirmó.

En cuanto a su reunión con investigadores y ex funcionarios acusados de delincuencia organizada, por supuesto manejo irregular de recursos del Conacyt, Zaldívar reiteró que sólo los escuchó y que no llegó a ningún acuerdo con ellos.

«Estamos siendo objetivamente un Poder equilibrador, un Poder imparcial, en muchos casos, en muchísimos casos, vean cualquier tema de los relevantes, y en todos hay un juez o jueza que está actuando con seriedad, profesionalismo y temple», sostuvo.

Desde septiembre, Zaldívar empezó a ofrecer una conferencia de prensa mensual, practica inédita para los presidentes de la Corte, la mayoría de los cuales rara vez o nunca las convocaron.