A golpes quisieron solucionar sus diferencias dos individuos y al final ambos terminaron lesionados y tras las rejas.
Un caso más que demuestra que la violencia no deja nada bueno, es lo que les sucedió a unos jóvenes de nombres Carlos Alberto, de 25 años de edad y Rodolfo de Jesús, de 27 años de edad.
Fue en el municipio de Jesús María donde ocurrieron los violentos hechos. Debido a viejas rencillas que ya tenían, decidieron solucionarlas a golpes.
Ambos se dieron hasta con la cubeta y quedaron ensangrentados, pero justo en ese momento pasaban elementos del Mando Único de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, quienes al percatarse de lo ocurrido procedieron a detenerlos.
Aunque ambos se encontraban lesionados, se negaron a recibir atención pre-hospitalaria y debido a que decidieron denunciarse mutuamente por las lesiones que presentaban, tanto Carlos Alberto como Rodolfo de Jesús terminaron tras las rejas, a disposición del agente del Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado.