CDMX.- «Soy un muchacho de rancho», con esa frase Christian Nodal reaccionó ante la cancelación de su concierto en Valle de Guadalupe, luego de la acusación de ecocidio.
«Me críe entre árboles, vegetación, ríos. La naturaleza es mi casa, mi cuna y soy un gran defensor del medio ambiente, jamás permitiría que mi imagen, mi música y mi arte quedara mezclado con quienes hacen daño al medio ambiente», se lee en el comunicado que publicó en su cuenta de Instagram.
El sábado se dio a conocer que su presentación en una de las regiones de Ensenada, Baja California, fue suspendida luego de que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) cerrará el lugar por deforestación ilegal, además de las protestas de productores de vino ante la devastación del predio para construir un escenario.
Tras este escándalo, APM producciones informó en sus redes sociales que el evento se repondría en otra locación de Ensenada, Baja California.
«Por este medio hacemos de su conocimiento que la fecha del día 10 de octubre el concierto de Christian Nodal queda confirmada al 100%», se lee en el comunicado.
En el mismo texto se señala que se llevaría a cabo en «La Hacienda Chichihuas» y que podían acceder los asistentes que compararon boleto para el 9 de octubre y los que compraron para asistir el domingo (ayer). (Gisela García/Agencia Reforma)