Las expectativas de dinamismo para el sector comercio en 2023 disminuyeron, según evaluaciones de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo, admitió su líder estatal, Miguel Ángel Breceda Solís.
Durante la etapa de declaraciones fiscales anuales, tanto para personas físicas como morales ante el Servicio de Administración Tributaria, se reveló una caída en los ingresos previstos para el año pasado, explicó Breceda Solís. Al realizar el análisis financiero, se constató que el comercio general no alcanzó las metas proyectadas, con una reducción de ingresos cercana al 30%, añadió.
Breceda Solís mencionó que el sector servicios, componente clave de la Canaco, mostró un desempeño superior al de las ventas en general, atribuyendo esta situación al cuidado económico por parte de las familias, quienes evitan gastos innecesarios en productos. Sin embargo, las familias han incrementado su gasto en servicios esenciales para su vida diaria, lo que ha permitido que este sector no sufra impactos similares a los del comercio.
En este contexto, el dirigente exhortó a los comerciantes a no descuidar sus obligaciones fiscales, ya que los retrasos y omisiones son severamente sancionados por las autoridades fiscales. Frente a la irregularidad observada en 2023 en el sector comercial, instó a los propietarios de negocios a evitar posponer el cumplimiento fiscal para no incrementar sus cargas tributarias.
“Los ingresos generados fueron menores a los anticipados, especialmente en comercio más que en servicios. Es crucial que los comerciantes reconozcan la importancia del SAT y que no omitan sus obligaciones, ya que pueden contar con el apoyo de contadores y plataformas en línea”, enfatizó Breceda Solís.