La derrama económica con la que cerró el 2020 fue de aproximadamente un 40% menos que en el mismo periodo del año anterior, lo cual en gran medida se debió a que las restricciones de movilidad y previsión económica de gran parte de las familias de Aguascalientes, hicieron que hubiera menos gasto tanto en necesidades como regalos navideños.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), Humberto Martínez Guerra, resaltó que las medidas protocolarias en materia de sanidad se han entendido por parte de comerciantes, tanto dueños y gerentes de las empresas, como de los empleados, no obstante, todavía hay clientes que no quieren acatar lo más básico, como es el uso del cubrebocas.

Si bien el grueso del sector comercio está preparado cada año para hacer frente a la cuesta de enero, que desde hace varios años se llega a prolongar hasta mediados, en esta ocasión no será la excepción, pero se debe tomar en consideración que parte de la población continuará con la medida doméstica de gastar o invertir sólo en lo necesario, y es que, prevalece la incertidumbre de si sostendrán su trabajo o no.

El sector comercio y servicios fue de los más afectados durante la pandemia, pues aunque hubo establecimientos que pudieron abrir, otros que trabajaron de manera muy restrictiva y quienes pudieron, implementaron el servicio para llevar, en particular los restaurantes y otros giros que se atrevieron a vender vía mensajería, telefónica o bien con aplicación.

Lo que se estará planteando a las autoridades de los distintos órdenes de Gobierno, es que en determinado momento se brinden apoyos y recursos financieros para la recuperación de los negocios, pues esto permitirá recuperar empleos perdidos pero también, será indicativo de que la situación productiva estará mejorando, sin embargo, no hay fecha para que esto se pueda reflejar.