Sergio Cuevas Ávila
El Heraldo

Cayeron las exportaciones a nivel nacional en un 40.9% durante el pasado mes de abril a nivel nacional, siendo la caída más fuerte desde 1992, en tanto que las importaciones bajaron en un 30.5% derivado de la crisis por el coronavirus, donde a Aguascalientes le pegó fuerte en la industria automotriz, la manufactura de aparatos eléctricos y electrónicos y de productos plásticos, señaló la delegada regional zona centro de la Asociación Nacional de Importadores y Exportadores de la República Mexicana, Angélica Ortega Treviño.
La especialista comentó las recientes cifras dadas a conocer por el INEGI, donde este primer semestre estuvo 100% marcado por la crisis económica del COVID-19, lo que llevó a que cerraran muchas empresas de las denominadas no esenciales, aunado al cierre parcial de fronteras con Estados Unidos, y ello es lo que generó la drástica caída tanto en importaciones como en exportaciones a nivel local y nacional.
Detalló que tan sólo en el mes de abril las exportaciones en México tuvieron un decremento del 40.9% siendo la caída más fuerte desde 1992 y las importaciones bajaron el 30.5% para hacer un total de 26 mil 472 millones de dólares. Asimismo, en este mismo mes las exportaciones petroleras bajaron un 66.4% y las no petroleras 39.4%. Sin embargo, apuntó que no todo es negativo, pues en el pasado mes de junio se tuvo un superávit de 5 mil 547 millones de dólares debido sobre todo a las exportaciones agropecuarias que fueron las que realmente salvaron a nivel nacional.
Sin embargo, dijo que las exportaciones durante este primer semestre de 2020 bajaron en un 19.5%. Las exportaciones petroleras cayeron un 41.8%, mientras que las no petroleras se desplomaron un 18%. Además de que las importaciones bajaron un 19.5%, mientras que las importaciones petroleras tuvieron un -35.7% y las importaciones no petroleras un -17.5%.
Afirmó que para Aguascalientes y en general para la industria automotriz nacional no hubo buenas noticias, luego de que el INEGI reportó el retroceso anual más importante que se ha presentado en este sector con una caída del 90.1% en las exportaciones de los productos automotrices y lo mismo ocurrió con la industria de equipos y aparatos eléctricos y electrónicos que tuvieron una disminución del 51.7% así como la parte de productos plásticos con -50.8%. “Realmente lo que está salvando la economía de la entidad en este tiempo es la industria agrícola y agroalimentaria, que si bien ha disminuido, no ha sido tan catastrófico como en otros sectores”.