Staff
Agencia Reforma

WASHINGTON, EU.-El Presidente estadounidense, Donald Trump, lanzó este martes su mensaje de despedida, autocongraciándose, y deseando buen destino a la Administración entrante, sin mencionar a Joe Biden, luego de semanas en que se negó a conceder la derrota.

El Mandatario además se refirió brevemente al asalto por parte de sus seguidores al Capitolio el pasado 6 de enero y aseguró que dejaba la frontera más segura, luego de años de medidas antimigrantes.

“Quiero agradecer al pueblo estadounidense. Servir como su Presidente ha sido un honor indescriptible. Gracias por este extraordinario privilegio”, dijo Trump en video emitido desde la cuenta de YouTube de la Casa Blanca.

“Esta semana, inauguramos una nueva Administración y rezamos por que tenga éxito en mantener a Estados Unidos seguro y próspero”.

Trump agradeció también a su familia, diciendo que durante los cuatro años que estuvo en la Casa Blanca, lo llenaron de “luz” y “alegría”. Dio también las gracias al Vicepresidente Mike Pence y a su esposa Karen.

Destacó la firma del nuevo tratado comercial con México y Canadá: “Reemplazamos el Tratado de Libre Comercio de América del Norte con el histórico T-MEC, con México y Canadá, un acuerdo que ha funcionado muy muy bien”.

El Mandatario no asistirá a la toma de posesión del Presidente electo Joe Biden este miércoles en las afueras del Capitolio, que fue asaltado por sus seguidores.

“Todos los estadounidenses estuvimos horrorizados por el asalto en nuestro Capitolio”, dijo el Mandatario brevemente.

“La violencia política es un ataque a todo lo que celebramos como estadounidenses. No puede ser tolerado”.

“Por años, el pueblo estadounidense rogó que se aseguraran las fronteras. Estoy orgulloso de decir que contestamos a esa plegaria y entregamos la frontera más segura en la historia de Estados Unidos”, señaló trump.

“Orgullosamente dejamos a la nueva Administración las medidas fronterizas más robustas y seguras que se hayan tomado. Esto incluye acuerdos históricos con México, Guatemala, honduras y el salvador, junto con más de 250 kilómetros de un poderoso muro nuevo”.

En ese sentido, el Presidente afirmó que había restaurado “la fuerza de EU en casa” y el “liderazgo en el mundo”.

“El mundo nos respeta de nuevo, por favor no pierdan el respeto”, pidió..

Trump también se vanaglorió de los logros de su Administración, incluyendo las iniciativas para normalizar las relaciones entre países de Medio Oriente, el combate al Estado Islámico, con el asesinato de su líder. Presumió también ser el primer Presidente en “décadas” que no inició una nueva guerra.

“Hace cuatro años, lanzamos un gran esfuerzo nacional para reconstruir nuestro país, renovar su espíritu y restaurar la lealtad de este Gobierno a sus ciudadanos”, dijo Trump, enfatizando que llegó a Washington desde fuera del espectro político.

“Hicimos lo que vinimos a hacer, y mucho más”.