Mientras que en París el conjunto de Bayern Múnich cedía la corona de la Champions League, en Sevilla el cuadro de FC Porto obtuvo un triunfo por la mínima ante Chelsea, aunque esta victoria de 0-1 no le ayudó para avanzar a las semifinales, por lo que los dragones se despiden del mejor torneo de clubes a nivel mundial.
En el juego de ida, el Chelsea derrotó 0-2 al Porto en el Sánchez-Pizjuán de Sevilla, y para el día de ayer los lusitanos trataron de darle la vuelta al marcador para mantener viva la ilusión de seguir vivos en la Champions.
En este partido, el mexicano Jesús Corona tuvo una participación más ofensiva jugando de extremo por derecha, siendo de los jugadores más destacados de su equipo, ya que cada balón pasaba por sus pies y gracias a su habilidad en el campo logró generar algunas jugadas de peligro, incluso la más clara del primer tiempo con un disparo que se fue por encima del arco.
En cuanto al Chelsea, Thomas Tuchel decidió cuidar el marcador, pero en algunas ocasiones del partido Christian Pulisic hacía temblar a la defensa portuguesa con sus acciones ofensivas, aunque ninguna llegó a generar gran peligro.
Para la segunda parte, nuevamente “Tecatito” llegaba constantemente a la línea de meta, y a la hora de juego envió un gran centro que desaprovechó Taremi al rematar con poca fuerza con la cabeza. Después de un gran esfuerzo, el mexicano salió de cambio al 74′.
Cuando el partido agonizaba, Nanu envió un centro desde la banda derecha, y el delantero del Porto, Mehdi Taremi, anotó uno de los goles más bellos del torneo, rematando de volea con una media chilena que mandó el esférico al ángulo superior derecho, cerrando la serie con la cabeza arriba.
Con un global de 2-1, el Chelsea avanzó a la ronda de semifinales, y para el 27 de abril y 4 de mayo estarán jugándose el pase a la gran final, en donde enfrentarán al Real Madrid o al Liverpool.