A pesar de los efectos de la pandemia ocasionada por el surgimiento de COVID-19, la colocación de créditos para vivienda nueva y usada no se ha visto afectada y por lo contrario, la solicitud para que los trabajadores se hagan de su patrimonio ha incrementado de manera importante. Juan Carlos Rodríguez, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda, detalló que las facilidades otorgadas por instituciones como el Infonavit y Fovissste, han implicado que se estén alcanzando números positivos en el sector.

Expuso que de acuerdo con los datos más actualizados de parte de la Asociación de Bancos de México (ABM), de enero a mayo del presente año se han colocado por medio de la banca comercial, institutos públicos, Infonavit y Fovissste, un total de 219 mil 400 créditos, equivalente a una variación de 24.5%, respecto al mismo periodo del año previo.

En consecuencia, el monto económico alcanzó un total de 178.5 millones de pesos, es decir un incremento de 34.5% a comparación de enero a mayo de 2020.

Para el caso de Aguascalientes, la mayor variación se registró en cuanto a los créditos otorgados por medio del Fovissste, al reportar un incremento del 52.5% respecto al 2020, al pasar de 318 a 485, al corte del mes de mayo del presente año. El monto acumulado es de 329 millones de pesos, 69%, a comparación del mismo lapso del año pasado. Por medio de la mencionada institución, el 72% de los créditos son para vivienda nueva y el 28% restante para la adquisición de vivienda usada.

Por su parte, el Infonavit, reporta un total de 1,246 créditos otorgados, un aumento del 28.3% respecto al mes de mayo de 2020. El monto en millones de pesos corrientes fue de 1,094, superior en 38% más de lo destinado al año previo. La banca comercial otorgó financiamientos para 3 mil 471viviendas, en su mayoría de clase popular, aunque en todos los casos para vivienda nueva. Carlos Rodríguez detalló que para la segunda mitad del año, vienen en puerta importantes proyectos inmobiliarios para trabajadores con derecho a vivienda, lo cual hará que se alcance un crecimiento importante al término de este 2021.

“A pesar de todas las complicaciones, hemos observado una tendencia positiva en el número de solicitudes de créditos. La gente se está dando cuenta que es el momento de poder hacerse de su patrimonio, tomando en cuenta también bondades de los créditos hipotecarios. Viene bien el cierre de año para el sector inmobiliario y ojalá así nos mantengamos”, destacó.